Láser para Varices

 

La cirugía con láser para varices funciona enviando ráfagas muy fuertes de luz hacia la vena, lo que hace que la vena lentamente se desvanezca y desaparezca. Los láseres son muy directos y precisos y sólo dañan la zona a tratar. Todos los tipos de piel sean del color que sean, pueden ser tratados con seguridad con rayos láser. La tecnología láser se considera la más eficaz y con menos efectos secundarios.

La cirugía con láser es más cómoda para los pacientes porque no se utilizan agujas ni se hacen incisiones. Cuando el láser golpea la piel, el paciente sólo siente un golpe pequeño y la piel no sufre porque es aliviada mediante un enfriamiento anterior y posterior a la aplicación del láser. Puede haber algo de enrojecimiento o hinchazón de la piel justo después del tratamiento, pero esto desaparece en unos pocos días. La piel también puede adquirir cierto color, pero esto va a desapareciendo en solo una o dos semanas. Los tratamiento suelen durar entre los 15 y los 20 minutos y dependiendo de la severidad de las venas, son necesarias de dos a cinco sesiones para eliminarlas por completo. Los pacientes pueden volver a sus actividades normales inmediatamente después del tratamiento.

 

laservarices